«Nos encontramos en una época de conquistas, una era de victorias, metal, sangre, arena y lágrimas: nos encontramos en mitad de una edad en la que la gloria está al alcance de cualquiera dispuesto a tomarla por la fuerza».

«El Imperio es inevitable; Cratora avanza por el continente junto al ruido de un millar de soldados pisoteando sus praderas y alzándose triunfante ante todas las naciones que ocupan Paima. Pero su ansia no se detiene ahí; los cratos, ante todo, son un pueblo orgulloso y únicamente se contentarían con el dominio de todo mundo conocido. Todavía queda un lugar sin explorar: un continente misterioso, nunca conquistado, nunca vencido y nunca derrotado. Los habitantes del Imperio aún no lo saben, pero tal conquista está a punto de cambiar sus vidas por completo».

Me complace aquí presentaros la primera parte de la que espero será una emocionante aventura para todos aquellos que se presten a leerla.

La Edad de la Gloria está ambientada en el mundo antiguo, el mundo de Grecia, Roma, Egipto, Mesopotamia… Todo en un escenario ficticio, claro.
Es una novela que intenta mezclar lo histórico, lo fantástico, y lo humano, poniéndose en el punto de vista de varios personajes arrojados a un mundo en continuo cambio que no da segundas oportunidades.
Tanto Gabriel, comandando sus tropas hacia el nuevo continente, como Bardo, ansioso por cumplir con su servicio militar y regresar a casa. Incluso Sonya, al otro lado del mar, luchando contra las injusticias del templo, y hasta el mismísimo Bausto I, Emperador de Cratora, necesitado de convencer a sus súbditos para continuar con el avance: todos ellos verán sus futuros alterados cuando la edad de la gloria llame a sus puertas. Es ahora su turno para demostrar si verdaderamente son capaces de sobrevivir en esta nueva época.